sábado, 10 de enero de 2009

CIERRE DE CINES Y FRENAZO A SU EXPANSIÓN

La piratería, el coste de la entrada de cine y la pasividad que están demostrando los espectadores españoles para ir a las salas (media de 4-5 películas AL AÑO), están acabando con las salas de proyecciones.
Todas las grandes distribuidoras y gestoras de multicines (Cinebox, Filmax, Kinépolis, Ábaco, etc) han echado el freno a sus planes de expansión: hay ya demasiadas salas y muy pocos espectadores.
Además, cines de toda la vida siguen echando el cierre por falta de público, perdiéndose salas históricas y a menudo de gran valor artístico. Sólamente Madrid perdió en 2007 una decena de cines tradicionales, y Barcelona otros 4.
La ciudad condal, en muy pocos años ha perdido hasta un 60% de sus cines históricos, como el París (demolido en 2008, será una nueva tienda Zara), el Astoria, el Bailén, el Arkadín (estos tres en 1999), el Savoy (2001), el Publi (2005) y el Alcázar (2006).

Lo del Cine París fue realmente triste...yo lo conocí cuando llegué a Barcelona pero no llegué a entrar. El Grupo Balañà, dueño de muchos cines en Barcelona, quería construir un multisala en el nuevo centro comercial que se termina dentro de la plaza de toros Las Arenas, pero para poder hacerlo decidió vender el París al grupo Inditex (Zara), que para evitarse competencias pretende colonizar los centros de todas las ciudades.
La operación se hizo sin que diera tiempo a proteger su fachada clásica, de 1928:


y el resultado no pudo ser peor:

No hay comentarios: